Caso de éxito: Ruptura de orden de alojamiento

Caso planteado:

Partimos de un caso donde una persona que tiene una orden de  alojamiento de su ex-pareja denuncia a ésta ya que dice que el acusado ha roto la orden y ha estado en un momento dado (indicando día y hora) en un sitio concreto, lo que implica que ha estado a menos de la distancia de separación obligatoria.

El acusado alega que no estaba en ese lugar y para demostrarlo presenta unas fotografías tomadas en otra ciudad en ese espacio temporal que indica la acusación en su denuncia.

El objetivo de la prueba pericial consistió en verificar si el acusado estaba o no en el lugar que afirma  en ese día y a esa hora.

Trabajo realizado:

Partiendo de unas fotografías aportadas por el usuario, realizadas desde el móvil en el sitio que dice que estaba en el momento de la supuesta ruptura de la orden,  logramos verificar la autenticidad de las mismas y se consigue geoposicionar el lugar donde se hicieron, demostrando que el acusado no estaba donde se decía en el momento indicado, y por tanto, no había roto la orden de alejamiento.

Con esta pericial, el acusado quedo absuelto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies